Salvadoreños en el exterior pueden obtener créditos para viviendas

El Fondo Social para la Vivienda ofrece préstamos para la compra de casas o lotes en su país de origen

0
833
Fondo Social para la Vivienda
El Programa Vivienda Cercana permite a los interesados obtener financiamiento sin tener que ir hasta El Salvador para gestionarlo (Foto: Hispanos Press)

Los salvadoreños residenciados en el extranjero puede optar ahora por un crédito para obtener una vivienda en su país a través del Fondo Social para la Vivienda.

El Programa Vivienda Cercana permite a los interesados obtener financiamiento sin tener que ir hasta El Salvador para gestionarlo. Hasta ahora ha otorgado 1,649 créditos en el extranjero.

“Lo que nos interesa es que nuestros compatriotas tengan la confianza de que el Fondo Social para la Vivienda es la alternativa para alcanzar ese sueño de proporcionar a su familia un techo digno y seguro”, dijo José Tomás Chévez, presidente del Fondo Social durante su reciente visita a Los Ángeles.

Desde diciembre del 2015, el Fondo Social para la Vivienda estableció la primera ventanilla en Estados Unidos en el Consulado General de El Salvador en Los Ángeles, en donde se han atendido a unas 600 personas y se han otorgado 10 créditos, con otros 60 o 70 más en proceso.

“En forma histórica, por primera vez en 42 años de existencia del Fondo Social, por primera vez, el año pasado, abrimos la primera ventanilla en el exterior, en el consulado general de Los Ángeles”, dijo Chévez.

“Una vez que concluyamos con el plazo del plan piloto, con esta ventanilla aquí en Los Ángeles, vamos a determinar que otro estado es el que tenemos que cubrir con este esfuerzo”, dijo Chévez, destacando que se tiene planeado extenderlo a otras ciudades como Washington y Nueva York.  

Las personas interesadas que vivan en Los Ángeles  pueden acercarse a la ventanilla ubicada en el consulado. Si residen fuera de la ciudad o en otra parte de Estados Unidos, pueden llamar al 1-844-357-0715.

Para solicitar el crédito, la persona debe escoger la zona, proyecto o la casa que desee adquirir y puede hacerlo con la ayuda de algún familiar que viva en El Salvador. Las líneas de crédito incluyen compra de vivienda nueva o usada, adquisición de lotes, construcción de vivienda si ya se tiene el lote o la remodelación, ampliación y mejora de vivienda (RAM).

Los salvadoreños que se han convertido en ciudadanos estadounidenses, son residentes legales o poseen algún estatus migratorio como el TPS (Estatus de Protección Temporal) pueden solicitar cualquiera línea de crédito ofrecida por el Fondo. El financiamiento asciende a 125 mil dólares por persona.

Quienes se encuentren en forma indocumentada en el país, pueden solicitar crédito de 30 años  para la compra de viviendas recuperadas por el Fondo Social.

Para realizar los pagos del préstamo, el usuario puede hacerlo a través de una aplicación en el portal del Fondo Social y pagar con cualquier tarjeta de crédito de cualquier parte del mundo.

En sus 42 años de funcionamiento, destacó Chévez, el Fondo Social ha otorgado 289,336 créditos en total, con una inversión de un mil trescientos millones de dolares.

“El rol social del fondo social es atender las familias de más bajos ingresos”, dijo Chévez, señalando que el 82.5 por ciento de los créditos son otorgados a familias con ingresos de uno a cuatro salarios mínimos.  “Esto ha permitido beneficiar a un poco mas de un millon cuatrocientos  mil ciudadanos salvadoreños”.   

Compartir
Artículo anteriorCampaña de ahorro de energía para Los Ángeles
Artículo siguienteEntregan juguetes a cambio de sonrisas

Marvelia Alpízar (Venezuela). Periodista, educadora y traductora. Fundadora del medio en línea Hispano Press, en Los Ángeles (California). Durante 3 años se desempeñó como reportera para el diario “La Opinión” de Los Ángeles (2012 – 2015). Trabajó como maestra de inglés como segundo idioma (ESL) y español como idioma extranjero en escuelas primarias de Carolina del Sur y Georgia (1999 – 2011). Se desempeñó como profesora de inglés como idioma extranjero (EFL) para el Laboratorio de Idiomas de la Universidad de Carabobo (Valencia, Venezuela). Licenciada en Educación por la Universidad de Carabobo, Venezuela (1995) y Periodismo Impreso por el St. Mary-of-the-Woods College, Indiana (2008).

No hay comentarios