Dassler Jiménez siempre se ha preocupado por luchar contra el crimen y mejorar la calidad de vida en su comunidad. Por lo que pensó que una de las vías para lograrlo es a través del arte para embellecer los vecindarios.

Es por ello que con el apoyo de la autoridades de la ciudad de Los Ángeles, estudió y puso en práctica la idea de diseñar una obra que refleje las raíces de la comunidad latina en su área, especialmente las de Venezuela, su país de origen.  

El resultado fue un mural que se inauguró recientemente en el área de Hollywood, con la presencia de representantes del Distrito 13 de Los Ángeles, el Youth Policy Institute, la Division de Hollywood del Departamento de Policía de Los Ángeles  y un grupo de venezolanos e inmigrantes de otras nacionalidades.

“[El mural] es una forma de arte para combatir el crimen en el área. Va a ser como otro icono turístico para la ciudad”, dijo Jiménez, líder del proyecto Pequeña Venezuela. La obra  es primer mural más largo de la ciudad, con unos 160 pies de longitud. “Esto es parte del proceso de limpiar el área de pandillas, porque atraerá turistas y eso hara que el crimen disminuya”.

Jiménez señaló que aunque el mural refleja los aspectos con los que se identifican los venezolanos en Los Ángeles, otras personas lo verían como una región de cualquier otra parte de Latinoamérica.   

“Esto fue un logro mas para mi y para la comunidad venezolana hacer esto realidad, el tener un pedacito de nosotros en Hollywood”, dijo Jiménez.

Mitch O’Farrell, concejal por el Distrito 13, destacó durante la inauguración que el mural es un símbolo del interés de un vecindario por mejorar su aspecto .

“Esto es una decoración inmensa en este vecindario que, la forma en que lucen las calles, la forma en que cuidamos de ellas, la forma en que este vecindario se interesa por lo que le rodea significa mucho”, dijo O’Farrell. “Este tipo de mejoras elevan el espíritu, hace que la gente se sienta mejor y hay un efecto psicológico en eso”,

“Porque en lugar de abrir la puerta en las mañanas y ver una pared llena de grafitis con mensajes desagradables, ve un hermoso mural para mirar”, añadió O’Farrell, resaltando que el embellecimiento de los vecindarios de su distrito es uno de sus objetivos.

Una obra con el esfuerzo de todos

Voluntarios venezolanos y de otras nacionalidades colaboraron para pintar el mural, bajo la dirección de Wilmer Morales, quien ya ha hecho trabajos de este tipo en Venezuela. La ciudad donó los materiales para la elaboración de la obra.

“Es un granito de arena para la cultura latinoamericana y mi país, Venezuela”, dijo Morales,. “Y claro, como no formar parte de un proyecto tan grande? Es algo que vale la pena porque despierta el sentido de patriotismo que todos tenemos”.

Morales lleva mas de un año viviendo en la ciudad y ha realizado otros proyectos más pequeños en Los Ángeles pero este es el primer trabajo de esa envergadura. En Venezuela participo en exposiciones de murales con un grupo de jóvenes de su país y Colombia y aunque al principio lo tomo como un pasatiempo, poco a poco logró oportunidades de hacerlo en forma profesional.

Durante tres días, venezolanos residentes en distintas partes de los condados de Los Ángeles para ayudar en la elaboración del mural. Niños y adultos participaron con la alegría de mostrar a la ciudad un pedazo de la tierra que dejaron atrás.

“Como venezolanos tenemos que también mostrar que podemos ser unidos porque muchas veces nos olvidamos de eso”, dijo Luisa Maitchoukw,  quien vive en West Covina.  

“Quise aportar mi tiempo como voluntaria para dejar como una huella de que nosotros podemos aportar más que venir solo a trabajar sino que con esto podemos embellecer la ciudad, que hoy en día es nuestra ciudad, porque somos parte de este país”, añadió.

Para Maitchoukw es importante mantener las raíces y mostrar el orgullo que siente por ser venezolana  

“Es como tener un pedacito de esa tierra [Venezuela] y sentirnos unidos como familia, porque a pesar de que no somos familia de sangre, lo somos por compartir una nacionalidad”, dijo Maitchoukw. “Es importante estar unidos”.

Una mural diseñado en el extranjero

El diseño del mural estuvo a cargo de Oscar Olivares, un joven venezolano de 20 años, que quiso plasmar con la mezcla de colores no solo la cultura venezolana sino la artesanía típica de latinoamérica.

La obra muestra un conjunto de casas típicas venezolanas, con animales exóticos muy comunes en Venezuela como la guacamaya, con una montaña en el fondo que simboliza los cerros que rodean la ciudad de Caracas.

El letrero de Hollywood sirve de enlace entre las raíces que se dejaron atrás y la nueva vida que han iniciado los venezolanos en Los Ángeles.  Diversas banderas de América Latina resaltan la influencia de los inmigrantes en el desarrollo de este país.

Para la figura del sol, se utilizó la figura de una arepa, el pan típico venezolano hecho con harina de maíz.

“Ese es practicamente mi sello”, dijo Olivares, en entrevista telefónica con Hispanos Press desde Caracas. El joven no pudo asistir a la inauguración de su obra.   

“Ese sol como una arepa pone la luz y la esperanza en aquellos que hacemos los venezolanos con nuestras manos. Es decir, que la luz y la esperanza que uno busca en su dia a dia es lo que justamente hacemos con nuestro talento”, añadió.

Olivares nunca pensó que vería un mural en Los Ángeles inspirado en una de sus obras como ilustrador y diseñador gráfico.

“Esto demuestra que sí se pueden hacer las cosas y me inspira mucho y me motiva para seguir adelante porque, Dios mediante, espero que sea el primero de varios [proyectos]”, dijo Olivares, cuyas obras ya están comenzado a verse en otras ciudades fuera de Venezuela.

A pesar de su juventud, Olivares tiene un proyecto comercial junto a su madre, de mostrar el arte más allá de un cuadro en la pared. Para ello, estampa sus obras basados la cultura venezolana en camisetas, bolsos, cartucheras y otros materiales.

“Queremos representar la cotidianidad del venezolano, representar nuestra cultura de una forma muy amena”, dijo Olivares, quien desde hace dos años se dedica a esta empresa, que lleva su nombre como marca y que ha crecido en un 110 por ciento desde que comenzó.  

El proyecto ganó el Premio Iberoamericano al Emprendimiento Online en el 2015 y fue considerado el tercer emprendimiento de Iberoamérica ese mismo año.

Para obtener información sobre los productos de Olivares, pueden contactarlo al correo electrónico maribelmatos827@hotmail.com  

#LittleVenezuela #Venezuela #inmigrantes #tradiciones

Compartir
Artículo anteriorDisney prepara una película de Don Quijote de la Mancha
Artículo siguienteMetro mejora el servicio para los usuarios de la Línea Expo

Marvelia Alpízar (Venezuela). Periodista, educadora y traductora. Fundadora del medio en línea Hispano Press, en Los Ángeles (California). Durante 3 años se desempeñó como reportera para el diario “La Opinión” de Los Ángeles (2012 – 2015). Trabajó como maestra de inglés como segundo idioma (ESL) y español como idioma extranjero en escuelas primarias de Carolina del Sur y Georgia (1999 – 2011). Se desempeñó como profesora de inglés como idioma extranjero (EFL) para el Laboratorio de Idiomas de la Universidad de Carabobo (Valencia, Venezuela). Licenciada en Educación por la Universidad de Carabobo, Venezuela (1995) y Periodismo Impreso por el St. Mary-of-the-Woods College, Indiana (2008).

No hay comentarios