• Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association
  • All for Venezuela - Hispanos Press
  • Academy of Music for the Blind

Managua (AFP) – El gobierno de Nicaragua anunció este miércoles que ayudará a sus ciudadanos en Estados Unidos a resolver su situación migratoria tras la terminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) que los amparaba de la deportación.

Los consulados en Florida, Nueva York, Washington, California y Texas “están a disposición de nuestros connacionales para trabajar juntos“, según un comunicado de la Presidencia.

El Departamento estadounidense de Seguridad Interior anunció el lunes el fin del TPS para migrantes de Nicaragua, que se hará efectivo el 5 de enero de 2019, y que afectaría a 2.500 nicaragüenses.

Según el gobierno estadounidense el plazo de 12 meses fue decidido “para permitir una “transición ordenada” en la que los beneficiarios puedan buscar -si son elegibles- un estatus migratorio legal alternativo en Estados Unidos o, de lo contrario, organizar su partida, así como para dar tiempo a Nicaragua “para prepararse para el regreso y la reintegración de sus ciudadanos”.

Nicaragua realiza gestiones con organismos que trabajan en apoyo a migrantes en Estados Unidos a fin de contactar a los nacionales “para conocer sus planes (…) y puedan cumplir con las disposiciones” legales de Estados Unidos, apuntó el gobierno.

El TPS, un mecanismo creado por el Congreso estadounidense en los años 1990 para amparar a inmigrantes que por desastres naturales o conflictos armados no podían regresar de manera segura a sus países, fue concedido a Nicaragua y Honduras después del devastador huracán Mitch en 1999 y las sucesivas administraciones lo renovaron desde entonces.

El programa humanitario, que también acoge a hondureños y salvadoreños, permitía a sus beneficiarios solicitar permisos de empleo para trabajar legalmente.

La suspensión del TPS solo es aplicable a los nicaragüenses porque según Estados Unidos “ya no existen las condiciones” provocadas por el huracán Mitch.

En el caso de Honduras, el DHS ordenó una prórroga hasta el 5 de julio de 2018 en espera de mayor información que permita tomar una determinación final.

No hay comentarios