All for Venezuela - Hispanos Press

Más de 100 millones de adultos estadounidenses viven con diabetes o prediabetes, destaca un informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

De acuerdo con el Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes, a partir de 2015, 30,3 millones de estadounidenses, un 9,4 por ciento de la población estadounidense, tienen diabetes. Otros 84,1 millones tienen prediabetes, una condición que si no se trata a menudo conduce a la diabetes tipo 2 en los siguientes cinco años.

El informe destaca que la tasa de nuevos diagnósticos de diabetes se mantiene estable, aunque sigue representando un problema de salud creciente, ya que la diabetes fue la séptima causa de muerte en Estados Unidos en 2015.  

“Aunque estos hallazgos revelan algún progreso en el manejo y la prevención de la diabetes, todavía hay demasiados estadounidenses con diabetes y prediabetes”, dijo la Dra. Brenda Fitzgerald, directora de los CDC.

“Más de un tercio de los adultos estadounidenses tienen prediabetes, y la mayoría no lo sabe. Ahora, más que nunca, debemos intensificar nuestros esfuerzos para reducir la carga de esta grave enfermedad”.

El informe, que se publica cada dos años, destaca que en 2015 se diagnosticaron alrededor de 1,5 millones de nuevos casos entre personas mayores de 18 años.

Esas tasas aumentaron con la edad, ya que entre los adultos de 18 a 44 años, el 4 por ciento tenía diabetes, con un 17 por ciento  entre las edades 45-64 años y un 25 por ciento entre los mayores de 65 años.

También señala que unos 7,2 millones de estadounidenses no sabían que tenían la condición y esa prevalencia variaba significativamente en relación con la educación. El 12.6 por ciento de los  adultos que no culminaron la preparatoria, tenían diabetes mientras que 7.2 por ciento de los adultos con diabetes tenían estudios más allá de preparatoria.

Por otro lado,  solo el 11.6 por ciento de los adultos con prediabetes sabían que lo tenían, con un 36.6 por ciento de hombres y 29.3 por ciento entre las mujeres.

Las tasas de diabetes diagnosticada fueron más altas entre los nativos estadounidenses y nativos, con 15,1 por ciento, los afroamericanos no hispanos, con un 12,7 por ciento,  y los hispanos con un 12,1 por ciento.   

“De acuerdo con las tendencias anteriores, nuestra investigación muestra que los casos de diabetes siguen aumentando, aunque no tan rápidamente como en años anteriores”, dijo la Dra. Ann Albright,  directora de la División de Traducción de Diabetes de los CDC.

“La diabetes es un factor que contribuye a tantas otras condiciones de salud graves. Al abordar la diabetes, limitamos otros problemas de salud como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, enfermedades de los nervios y los riñones y pérdida de la visión”, añadió.

No hay comentarios