• All for Venezuela - Hispanos Press
  • Hispanos Press Producto promocionales 728 x 90

Washington (AFP) – Por primera vez en casi un siglo, Estados Unidos se está preparando para un eclipse solar de costa a costa, un evento celestial raro que millones de estadounidenses, con cautela, podrán observar.

Durante el eclipse del 21 de agosto -la primera de su tipo desde 1918- la luna pasará entre el Sol y la Tierra, proyectando una sombra oscura y haciendo visible la atmósfera normalmente oscurecida del sol, o corona solar, así como planetas y estrellas brillantes.

Los observadores podrán ver la sombra de la luna de 113 kilómetros de largo desde Oregón en el oeste a Carolina del Sur en el este en el transcurso de más de dos horas de luz del día, con dos minutos de oscuridad envolviendo 14 estados.

Casi 12 millones de estadounidenses viven dentro de esta franja del país, mientras que unos dos tercios de la población de la nación residen a un día de viaje en automóvil, dijo Martin Knopp, del Departamento de Transporte.

Estados Unidos será el único país en experimentar el eclipse total, y se espera que los visitantes internacionales lleguen para el evento.

Una nave espacial, aeronaves de la NASA, más de 50 globos de alta altitud y astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional capturará imágenes.

“Nunca antes un evento celestial será visto por tantos y explorado desde tantos puntos de vista – desde el espacio, desde el aire y desde el suelo”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Directiva de Misiones de Ciencias de la NASA en Washington.

Un eclipse total no ha cubierto regiones dentro de Estados Unidos desde 1979. Habrá otro en 2024, que cubrirá las regiones del país de Texas a Maine.

La NASA transmitirá video en vivo del evento cósmico, y se espera que las fiestas se celebren en parques, bibliotecas y estadios de todo el país.

Los territorios de Estados Unidos fuera de la franja total del eclipse, experimentarán un eclipse solar parcial, según Rick Fienberg, un portavoz para la sociedad astronómica americana.

La NASA aconseja fuertemente no mirar directamente con el ojo desnudo al sol fuera de la ventana total del eclipse.

El único método para observar con seguridad un sol parcialmente eclipsado es con gafas de eclipse o visores solares portátiles, dijo la agencia espacial estadounidense – las gafas de sol ordinarias no son suficientes.

Y según Fienberg, incluso un 99 por ciento de eclipse parcial no es tan asombroso como el evento eclipse total.

“Es literalmente la diferencia entre el día y la noche”, dijo.

“Pasar por la vida sin experimentar nunca la” totalidad “es como vivir la vida sin caer jamás en el amor”.

#Eclipse2017

No hay comentarios