Más de 1.100 educadores manifiestan su apoyo público a los soñadores

0
145
Más de 1.100 educadores manifiestan su apoyo público a los soñadores
Más de 1.100 educadores manifiestan su apoyo público a los "soñadores" Una organización dedicada a la protección de los inmigrantes, especialmente los indocumentados, lanzó hoy una campaña para que los educadores del país manifiesten su apoyo a los jóvenes beneficiarios de DACA, antes de que comience lo que califica como "el régimen de terror de Donald Trump". EFE/ARCHIVO
  • All for Venezuela - Hispanos Press
  • Hispanos Press Producto promocionales 728 x 90

Los Ángeles, 9 ene (EFE).- Una organización dedicada a la protección de los inmigrantes, especialmente los indocumentados, lanzó hoy una campaña para que los educadores del país manifiesten su apoyo a los jóvenes beneficiarios de DACA, antes de que comience lo que califica como “el régimen de terror de Donald Trump”.

La campaña realizada por United We Dream busca que 1.600 educadores se comprometan a apoyar a los “soñadores”, como se conoce a los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

“Tenemos cerca de 1.120 educadores que ya se han comprometido y hay una muy buena respuesta porque ellos ven como les afecta a sus estudiantes el tema del estatus migratorio”, explicó a Efe Julieta Garibay, directora de campaña y cofundadora de United We Dream.

Según explicó la activista, la iniciativa busca que hoy en las redes sociales los educadores expresen su apoyo a los jóvenes DACA y en general a los inmigrantes indocumentados del país.

“Debemos construir espacios santuarios y redes de defensa de deportación para proteger a los estudiantes refugiados, inmigrantes o indocumentados y a sus familias”, aseguró Renán Robledo, un educador de la Florida que se unió a la campaña.

Para Areli Zárate, educadora de primaria en Texas y quien “gracias a DACA” puede estar trabajando, el beneficio para los jóvenes “soñadores” como ella ha sido muy grande.

Según señaló Zárate, DACA no solamente le ha permitido poder tener un trabajo en su campo profesional sino sentir que pertenece a un país en el que vive desde niña.

“Soy un educador que no tiene miedo y que apoya y defiende a los estudiantes indocumentados”, clamó César Romero, educador y ex subdirector del Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano.

Coincidiendo con la iniciativa, el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP) publicó hoy un análisis que calcula que si los jóvenes soñadores que actualmente están trabajando perdieran su empleo, costaría más de 400.000 millones de dólares al Producto Interno Bruto (PBI) del país en los próximos 10 años.

Al analizar las cifras de empleo de los más de 740.000 beneficiarios de DACA, de los cuales aproximadamente un 87 % está trabajando, el reporte destacó el impacto negativo que el desempleo de todos estos jóvenes tendría en los diferentes estados del país.

“Si los trabajadores DACA perdieran sus permisos de trabajo y empleos, el PBI se reduciría 433.400 millones de dólares en los próximos 10 años”, aseguró a Efe Philip Wolgin, director asociado del Centro de Políticas de Inmigración CAP.

No obstante, el análisis no considera el beneficio que significaría para los jóvenes estadounidenses desempleados tener la posibilidad de desempeñar los trabajos que actualmente tienen los inmigrantes beneficiarios de DACA.

Sin embargo, según explicó Wolgin, el estudio tuvo en cuenta otros factores negativos en la economía cuando las empresas pierden sus empleados entrenados.

“Tuvimos en cuenta consideraciones como el efecto de no contar con los trabajadores en una economía dinámica en la que, por ejemplo, algunas empresas no invertirían en nueva maquinaria al no tener operarios calificados o empresas agrícolas que no utilizarían un aumento de semillas por no tener suficiente mano de obra para siembra y recolección”.

Igualmente el análisis enfatiza el impacto del desempleo de estas personas en estados como California, con más de 216.000 beneficiarios, donde costaría más de 11.269 millones de dólares al PBI del estado.

Wolgin también señaló un artículo publicado por el Wall Street Journal que asegura que a raíz de la crisis económica en 2008, que llevó a muchos inmigrantes indocumentados a dejar Arizona, el PIB de ese estado se redujo un 2 % entre 2008 y 2015.

Independientemente del costo económico, la campaña para los educadores busca tener en cuenta el impacto social, no sólo en los jóvenes indocumentados sino en sus familias que actualmente se benefician con los permisos de trabajo del DACA.

“Yo soy una educadora que apoya sin temor el DACA, los estudiantes indocumentados y sus familias”, aseguró hoy Vanessa Castañeda, del Centro Internacional de Justicia Transicional.

“Estamos en momentos de incertidumbre muy críticos. No sabemos lo que este Trump (el presidente electo Donald Trump) va a hacer, pues ya ha hecho muchas amenazas”, insistió Garibay.

Trump asumirá la Presidencia de EE.UU. el próximo 20 de enero.

No hay comentarios