Hispanos Press Producto promocionales 728 x 90

Nueva York (AFP) – La Estación Generadora Three Mile Island en Pensilvania, el sitio del peor accidente nuclear en Estados Unidos hace cuatro décadas, anunció el martes que cerraría en 2019 a la espera de importantes reformas políticas.

Exelon Corporation, que opera la planta al sur de Harrisburg, dijo que planea cerrar la estación alrededor de septiembre de 2019. El presidente y director ejecutivo, Chris Crane, lo calificó como “un día difícil” para los 675 empleados de la planta, sus familias y clientes.

Se espera que el personal comience la transición de salida en el plazo de seis meses después del cierre a final, dijo la corporación con sede en Chicago.

Exelon dijo que enviaría notificaciones de cierre a la Comisión Reguladora Nuclear en un plazo de 30 días, terminaría los proyectos de inversión de capital requeridos para operación a largo plazo y cancelaría la compra de combustible y planificación de interrupciones en 2019.

Sin embargo, la corporación mantuvo la puerta abierta a la preservación de la planta, diciendo que las reformas a la política energética del estado de Pensilvania para apoyar la energía nuclear podrían proporcionar “una de muchas soluciones potenciales”.

Contenido relacionado
Estudiantes de Cal State LA donan tecnología a una escuela de Oaxaca

Exelon dijo que está “comprometido” a encontrar la mejor solución, diciendo que la energía nuclear contribuye con 2 mil millones de dólares al año a la economía de Pensilvania y apoya 16,000 empleos directos e indirectos en el estado.

Pero una reciente caída en los precios de la energía, con el gas natural hundiéndose en un 64 por ciento en más de una década, ha dejado a la energía nuclear en desventaja. Sigue siendo caro y ofrece pocas oportunidades para reducir los gastos generales.

La energía nuclear representa sólo el nueve por ciento de la energía utilizada en los Estados Unidos -aunque representa el 19 por ciento de la generación eléctrica- muy por detrás del gas natural en un 32 por ciento, el petróleo en un 28 por ciento y el carbón en un 21 por ciento.

También evoca recuerdos del desastre parcial de la planta en marzo de 1979, con un puntaje de cinco en la Escala Internacional de Eventos Nucleares de 0 a 7.

El accidente provocó “muy pequeñas” liberaciones de radioactividad, según la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos.

Aunque nadie murió y no hubo lesiones inmediatas relacionadas con el incidente, desde entonces no se han construido nuevas centrales nucleares en Estados Unidos.

#plantanuclear #energíanuclear #ambiente #Pensilvania #Pennsylvania

No hay comentarios