• All for Venezuela - Hispanos Press
  • Latinas Salud y Vida - Hispanos Press

WASHINGTON (AFP) – Las personas que fuman cigarrillos pueden aumentar su riesgo de obstrucción de las arterias del corazón por el debilitamiento de un gen que es otra forma de protección de estos vasos sanguíneos importantes, dijeron recientemente investigadores estadounidenses.

Los resultados apuntan a una explicación genética de cómo el hábito de fumar puede conducir a la acumulación de una placa que endurece las arterias y causa enfermedades del corazón, según el informe de la revista Circulation.

“Este ha sido uno de los primeros grandes pasos hacia la solución del complejo rompecabezas de las interacciones genético-ambientales que conducen a la enfermedad cardíaca coronaria”, dijo el coautor Danish Saleheen, profesor de bioestadística y epidemiología de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pennsylvania.

Los investigadores combinaron los datos genéticos de más de 140.000 personas de más de dos docenas de estudios anteriores, con un enfoque particular en las regiones del genoma que se han asociado previamente con un mayor riesgo de acumulación de placa en las arterias del corazón.

“Un cambio en un ‘código’ sencillo del ADN en el cromosoma 15, cerca del gen que expresa una enzima (ADAMTS7) producida en los vasos sanguíneos, se asoció con una reducción del 12 por ciento en el riesgo cardíaco en los no fumadores”, según el informe.

“Sin embargo, los fumadores con esta misma variación sólo tenían un riesgo cinco por ciento menor de enfermedad coronaria – reduciendo a más de la mitad el efecto protector de esta variación genética.”

Los estudios de seguimiento de laboratorio mostraron que en células que recubren las arterias del corazón humano, la producción de la enzima ADAMTS7 se redujo significativamente cuando las células contenían esta variante de ADN de una sola letra.

– La inhibición de una enzima –

Otro experimento mostró cuando el revestimiento de las células-arteriales coronarias se expusieron al extracto líquido de humo de cigarrillo, la producción de ADAMTS7 de las células se duplicaron.

Si los investigadores pueden encontrar otras maneras de inhibir esta enzima, podrían ser capaces de ayudar a los fumadores y a otros en mayor riesgo de enfermedad cardíaca coronaria, dijo el coautor Muredach Reilly, director del Instituto Irving para la Investigación Clínica y Traslacional en el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

El consumo de cigarrillos es conocido por causar uno de cada cinco casos de enfermedad coronaria, y está vinculada a aproximadamente a 1,6 millones de muertes en el mundo cada año.

“A través de estos estudios genéticos a gran escala, estamos empezando a comprender las variaciones genéticas que producen riesgo en respuesta a ciertas exposiciones ambientales o hábitos de vida”, dijo Reilly.

“No todo el mundo reacciona de la misma forma a las mismas exposiciones o comportamientos. Por ejemplo, algunas personas que no hacen ejercicio desarrollan diabetes, mientras que otros no lo hacen”, añadió.

“Por lo tanto, en lugar de decir que hay reglas para todo el mundo, podemos especificar cuáles intervenciones serán especialmente beneficiosas para las poblaciones o individuos específicos y centrar nuestros recursos sanitarios de manera más eficiente”.

No hay comentarios