• All for Venezuela - Hispanos Press
  • Hispanos Press Producto promocionales 728 x 90

Un nuevo informe publicado recientemente por la Asociación de Automovilistas de Estados Unidos (AAA) reveló que la mayoría de los conductores estadounidenses siguen temiendo al automóvil autónomo.

De acuerdo con el estudio, un 54 por ciento de los choferes informaron sentir temor de subir a un vehículo autodirigido, a pesar de que las perspectivas indican que serán más seguros, más eficientes y más cómodos.   

Por otro lado, un 36 por ciento de los conductores indicaron que no sentirían diferencia alguna mientras y solo el 10 por ciento  dijo  no tener problemas de compartir las carreteras con este tipo de autos.

“Mientras que los conductores estadounidenses están ansiosos por comprar vehículos equipados con tecnología autónoma, siguen temiendo un vehículo completamente autodidacta”, Greg Brannon, director de Ingeniería Automotriz y Relaciones Industriales de la AAA.

En el 2016, una encuesta similar realizada por la AAA reveló que tres cuartas partes de los choferes estadounidenses sienten miedo de conducir los autos autónomos.  Un nuevo estudio realizado un año después mostró que ese miedo no ha cambiado.

 

Pero aunque todavía una gran mayoría teme subir a un vehículo autónomo, el estudio también mostró que un 59 por ciento de los estadounidenses están dispuestos a tener este tipo de aplicaciones en sus automóviles.

Este contraste, de acuerdo con la AAA, podría sugerir que los conductores están listos para permitir la tecnología autónoma pero sin abandonar el control total de sus vehículos.

“Algunos conductores estadounidenses utilizan actualmente las tecnologías de asistencia al conductor en sus autos y sienten que no funcionan lo suficiente como para reemplazar a un conductor humano – y tienen razón”, dijo Megan McKernan, Gerente del Centro de Investigación Automotriz del Club de Automovilismo del Sur de California.

“Los consumidores deben tener en cuenta que los sistemas actuales todavía exigen la vista en el camino y las manos en el volante, mientras que los fabricantes de automóviles siguen mejorando estas tecnologías”, añadió.

No hay comentarios