• Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association
  • All for Venezuela - Hispanos Press
  • Academy of Music for the Blind
  • Hispanos Press Producto promocionales 728 x 90

Un grupo de personalidades políticas se reunieron ayer lunes en Los Ángeles para demostrar su apoyo a la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), la cual está en peligro de revocación bajo la nueva administración presidencial.

El evento, #Rostros deObamacare: El cuidado de la salud es un derecho humano, se llevó a cabo en la  sede de California Endowment en el centro de la ciudad.  

“La semana pasada, el Congreso dio el primer paso en la revocación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio aprobando la resolución catastrófica del presupuesto”, dijo  Lucille Roybal-Allard, congresista por el Distrito 40.

“Más profundamente preocupante es la falta de un plan para reemplazarlo. Derogar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio es totalmente irresponsable, imprudente y completamente peligroso porque más de 20 millones de estadounidenses perderán su cobertura de salud”, añadió Roybal-Allard.

Roybal-Allard añadió que la idea de reunirse el día de  Martin Luther King Jr.,  sirvió de marco para resaltar “la injusticia de derogar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio porque el Dr. King dedicó su vida a luchar contra la injusticia”.

Por su parte, Linda Sánchez, congresista por el Distrito 38 resaltó que 156 millones de estadounidenses, incluyendo unos 18 millones en California que reciben seguro a través de su empleador resultarán perjudicados con esta derogación.  

Muchas de las peores prácticas de las compañías de seguros, como límites de por vida y rechazos por condiciones preexistentes, reaparecerán. Me siento orgullosa de unirme a mis colegas demócratas para oponerme a la derogación y defender el bienestar de las familias trabajadoras de California “, dijo Sánchez.

De acuerdo con las cifras de Obamacare, para febrero de 2016, 12.7 millones de personas se habían inscrito para recibir cobertura a través del mercado de seguros. Esa cifra se extiende a un total de 20 millones al combinar los asegurados mediante el mercado de seguros, la expansión de Medicaid, los jóvenes adultos asegurados bajo la cobertura de sus padres y otros tipos de seguros médicos.  

Uno de estos asegurados es Doug Lunn, quien trabaja por su cuenta. Lunn fue diagnosticado con Diabetes Tipo II hace 20 años y estuvo sin tratamiento hasta la aprobación de Obamacare. Desde hace dos años padece cáncer de páncreas.

“Esto es sólo cuidado esencial. Yo no estaría aquí hablando si no lo tuviera”, dijo Lunn. “Ha sido una ayuda extraordinaria, me ha cambiado la vida. No puedo imaginar lo que haría sin él”, dijo Lunn.

“Estoy muy contento de que todos estén aquí hoy para hablar sobre este tema, porque a nivel personal, mi supervivencia depende de ello, y creo que es esencial que nos ocupemos de esto”, añadió Lunn. 

Por su parte, Patty  Amato, se inscribió en Covered California después de la muerte de su esposo debido a que su familia ya no estaría cubierta con la póliza que ofrecía el empleador de su cónyuge.

“Mi esposo y yo éramos responsables. Los tres trabajamos, incluido mi hijo, fuimos cuidadosos con nuestro dinero, y no hicimos malas elecciones de vida. Sin embargo, me vi en la necesidad de obtener cobertura con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio”, dijo Amato.

“Para cualquiera de nosotros, la vida puede cambiar en un instante. Les pido por favor que mantengan la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, para mi familia y otros estadounidenses como nosotros “, añadió Amato

No hay comentarios