• All for Venezuela - Hispanos Press
  • Academy of Music for the Blind

Washington (AFP) – Casi 32 millones de adultos estadounidenses admiten haber bebido alcohol en exceso al menos una vez en el último año, lo que significa que consumieron entre ocho y diez bebidas alcohólicas o más, en una sola sesión, revelaron científicos del gobierno este miércoles.

El estudio en la Revista Estadounidense de Medicina Preventiva encontró que los casos de consumo de alcohol en exceso aumentaron entre el 2012 y 2013 en comparación con la década anterior.

“Este importante estudio revela que un gran número de personas en los Estados Unidos beben a niveles muy altos y subraya los peligros asociados con el consumo excesivo de alcohol”, dijo George Koob, director del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA).

“De las casi 90.000 personas que mueren por consumo de alcohol cada año, más de la mitad, o 50.000, mueren por lesiones y sobredosis asociadas con altos niveles de alcohol en la sangre”.

Alcohol en exceso implica el consumo de cuatro o más bebidas en una ocasión para las mujeres, o cinco o más para los hombres.

El consumo excesivo de alcohol significa beber al menos dos veces esa cantidad.

Contenido relacionado
Crisis opiácea en Estados Unidos en proporciones epidémicas

Usando las encuestas de salud del gobierno de Estados Unidos, los investigadores encontraron que el 39 por ciento de los hombres adultos y el 27 por ciento de las mujeres adultas informó un “nivel uno” en este tipo de borracheras durante el año anterior, es decir, cuatro a siete bebidas para las mujeres o cinco a nueve bebidas para los hombres.

Entre los hombres, el 11 por ciento informó un “nivel dos” en borracheras, lo que significa que consumieron 10-14 bebidas en una sola ocasión.

Siete por ciento de los hombres reportaron beber “a nivel tres”, o 15 o más bebidas en una sesión.

En el caso de las mujeres, el cinco por ciento informó haber bebido el doble del umbral de consumo excesivo de alcohol, o entre ocho y once bebidas en una sesión, y el tres por ciento reportó beber 12 o más al menos una vez en el último año.

Las personas que bebieron en exceso eran mucho más propensas a terminar en la sala de emergencias, tener un trastorno por uso de sustancias, resultar heridos por el consumo de alcohol, ser el conductor en un accidente automovilístico y ser arrestado o tener problemas legales derivados del consumo de alcohol.

Se descubrió que el consumo excesivo de alcohol en exceso era también particularmente común entre las personas que usaban otras drogas.

“Beber a niveles tan altos puede suprimir las áreas del cerebro que controlan las funciones básicas de apoyo a la vida, como la respiración y la frecuencia cardíaca, aumentando así el riesgo de muerte”, dijo el autor principal, Aaron White.

“El riesgo aumenta aún más si se añaden otros fármacos sedativos, en particular los opioides o las benzodiacepinas”. El valium, por ejemplo, es una benzodiacepina común.

Los autores del estudio dijeron que se necesita más trabajo para encontrar formas de reducir el consumo excesivo de alcohol y sus consecuencias negativas.

#alcohol #alcoholismo #drogas #drugs #salud

No hay comentarios